Franquicias de restaurantes cobrarán IVA del 19 % a partir de junio

0
48

Si usted antes se tomaba un café de 5.500 pesos en un establecimiento de alguna franquicia, como Starbucks o Tostao, ahora podría costarle 11 puntos porcentuales más, es decir, 7.500 pesos.

Esto porque una de las reformas que plantea la Ley de Financiamiento, que entró a regir desde el pasado 1 de enero, es que los negocios con modalidad de franquicia (nacional o internacional) tienen un régimen excepcional.

Antes de ellos estaban obligados a tributar un impuesto al consumo —de 8 % (ver Para saber más)— y a partir de junio 30 de este año, entrarán a cobrar impuesto sobre las ventas, es decir, de 19 %, un aumento de once puntos.

Lo que dice el artículo 426 es que se da la opción a las franquicias de ser responsables del impuesto sobre las ventas y fija un plazo hasta el 30 de junio. “Lo que dicta este paráfrago es un período de gracia para que ellos puedan inscribirse en el régimen de impuesto sobre las ventas, modificar sus sistemas contables, su facturación y ya no someter las ventas al 8 % —que es el impuesto al consumo— sino al 19 %”, puntualizó Natalia Guerrero, socia de impuestos de la firma CMS Rodríguez-Azuero.

Aunque esta opción puede dar pie a malentendidos, más adelante el Artículo 512-1 establece que el servicio no estará comprometido al impuesto al consumo, sino al de ventas.

Esto no quiere decir que en ese período de transición no queden sometidas a ningún impuesto. “Pueden seguir cobrando el impuesto al consumo mientras se inscriben al Sistema de impuestos sobre las ventas”, agregó la abogada.

Dejar respuesta