Financiador de campaña de Maritza Martínez fue nombrado por Duque en Cormacarena

0
354

rlando Barbosa Villalba, quien le donó dinero a la senadora Maritza Martínez, del Partido de la U, y quien fue su gerente de campaña en las últimas elecciones al Senado en 2018, fue nombrado por el presidente Iván Duque el pasado 26 de abril como su representante ante el Consejo Directivo de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena.

“El presidente de la República decreta designar al doctor Orlando Barbosa Villalba como representante del señor presidente de la República en el Consejo directivo de la Corporación para el Desarrollo Sostenible de Cormacaraena”, dice el decreto firmado por el ministro de Ambiente Ricardo Lozano.

Además, en los registros oficiales de los aportes a las campañas en las elecciones pasadas, Barbosa aparece como donante de un total de $21.888.000 a Martiza Martínez. En el formulario individual de ingresos y gastos Barbosa Villalbaaparece como gerente de campaña de la senadora Martínez que también estuvo cerca en el pasado de la gobernación del Meta como candidata de la U.

El presupuesto de Cormacarena es de alrededor de $ 50.000 millones de pesos al año y tener un asiento en el consejo directivo significa poder de decisión porque todas las determinaciones de la Corporación en temas ambientales, realinderamiento, predios, compra de activos o cualquier movimiento debe ser aprobado por el consejo directivo en una votación mayoritaria.

La senadora Martínez decidió salir del recinto del Senado en el momento clave de la votación de las proposiciones de los informes minoritarios de los representantes de la oposición que pedían rechazar las objeciones del presidente Duque. Además de Martínez también salieron en el momento de la votación Ana María Castañeda, de Cambio Radical; Jose David Name, Miguel Amín; y Berner Zambrano, del Partido de la U. Minutos antes de la votación Martínez tomó el micrófono de su curul y aseguró que había estado dispuesta a la discusión las dos jornadas completas en las que el Senado intentó dar el debate, pero luego en el momento clave, se fue.

Aunque ha habido polémica y debate alrededor de las mayorías para decidir la votación, con la presencia en el recinto y el voto de Martínez y sus colegas que se ausentaron, las objeciones pudieron haber sido rechazadas el martes en la noche.

Dejar respuesta